Book Your Free Session Now

Enter your email below and we'll contact you to arrange your free session

We process your personal data as stated in our Privacy Policy. You may withdraw your consent at any time by clicking the unsubscribe link at the bottom of any of our emails.

Close

Sígueme para más consejos

"Puedo ser el culpable de que abandones tu empleo."

Hay miles de historias de éxito, pero nadie te cuenta la verdad...  

¿Qué es lo que más deseas?
¿Dinero, fama, poder, satisfacción, personalidad, paz mental, felicidad?

Seguro que te puse a pensar ¿verdad?, y es que vamos por la vida sin saber que queremos en realidad, no sabemos a donde vamos ni para donde vamos hasta que alguien te hace esta pregunta, entonces siendo honesto contigo mismo, ¿sabes ya la respuesta?

Yo iba por la vida sin saber que quería, a veces me partía en mil pedazos para obligar a mi salud física y mental el 300% de mi persona contal de cumplir algo ¿cómo qué?... ni yo sabía.

Así vamos por la vida lleno de ansiedades deseando un amor, un carro nuevo, un viaje, una casa, un empleo, un negocio y cuando lo cumples y lo obtienes…¿qué creen?, NO estamos (a) satisfechos, conformes, contentos, tranquilos ni felices.

Esto se origina y pasará hasta que no respondas la primera pregunta, y aquí estoy para ayudarte.

No soy psicólogo, no soy nadie, no soy millonario, ni coach, ni mentor, ni barbón con miles de seguidores, soy Cristian Hernández y estoy seguro de que si estás aquí es porque algo te hizo llegar aquí, un link, una frase, un vídeo, un proyecto, un consejo, mis servicios.

Si, lo que ahora te tendrá sin dormir es la primera pregunta, tranquilo tenemos toda una vida para descubrirlo, ¡pero aguas! también se te puede ir en un segundo jaja.

Vivimos en un mundo que su eje es el dinero, ir al baño cuesta, dormir cuesta, vivir cuesta, todo cuesta, así que vamos comenzando por partes, no puedes estar peleado con el dinero.

Mi sueño de niño era ser veterinario pero algo me hacía click cuando iba al banco con mi mamá y es que veía a los ejecutivos bancarios como el mejor empleo y ahora quería ser banquero, pasando los años siendo fan de videojuegos en mis 14 años mi nuevo sueño era trabajar en Google.

Mi primer empleo fue a los 14 años como empacador (cerillito) de un centro comercial, a los 15 tenía mi primer motocicleta del año, probé el dinero y me encanto. Mi madre me pidió vender la moto porque decía que me iba a matar, pero era uno de mis sueños materiales en esa fecha y emprendí (me corrí de mi casa).

Trabaje como ayudante de mecánico, no termine la preparatoria, tuve mi primer negocio con mi hermano (un cibercafé), fui ayudante de topógrafo, ayudante de maquinaria pesada, viaje por varios estados de México, fui surfer y finalmente conseguí un oficio.

Trabaje durante 3 años como operador de una retro excavadora, a esa fecha ya sabía manejar tráiler entre otra maquinaria pesada en mis 18 y 20 años.

A mis 18 años, hubo una parte de mi vida donde fui cajero de Soriana en un centro comercial y también trabaje como cajero y cocinero en un restaurante.

Cansado de ser nómada decidí visitar a mi madre en Los Cabos, recuerda que desde los 14 años que no vivía con ella y fue entonces cuando decidí estudiar y retomar mi vida profesional, quería trabajar en Google o Facebook entonces busque un empleo y me metí a la universidad, trabaje como Ejecutivo de Call Center en un hotel y aplique para entrevistas en Bancos.

Así se veía mi sueño de niño de ser banquero, ¿recuerdan en el inicio les platiqué que no sabemos ni que queremos ni para donde vamos, y que cuando por fin lo tenemos no estamos conformes?

Estaba estudiando la universidad, trabajaba de 7 am que me despertaba a 7 pm mi salida normal como Ejecutivo Bancario, ascendí en 3 meses de cajero a ejecutivo, de 7 p.m a 11 p.m estudiaba en la universidad, llegaba a mi casa a las 12 am aproximadamente a lavar mi uniforme y hacer tareas.

Esta era mi casa, un cuarto con un baño con una cama que le faltaba una pata y un pequeño frigobar.

En ese entonces eran buenas borracheras, amanecidas, mi sueño en este tiempo era terminar la universidad, ascender en el banco y pasar a un puesto de informática, para ese entonces ya tenía mi primer emprendimiento una empresa de marketing, una tienda online e importación de cosas de china.

Renuncié del banco a los 23 años con $100,000 pesos MXN algo así como $5,000 USD en la bolsa, la fiesta no paraba, amigos, mujeres, alcohol y mil historias.

En el banco conocí a mi socio y hermano Miguel Palomera, fue la única persona que creyó en mí, que me confió y apostó en mí, para ese entonces le conté acerca de un proyecto restaurantero, y la historia se pone buenísima, esto solo es la introducción a mi libro que estoy por terminar, mientras puedes ver mi blog, redes sociales y videoblog, seguir contándote en una sola página haríamos muy pesada la carga.

A mis 28 años tenía el auto de mis sueños, casa, negocios, una hija, ¿cómo lo hice?

Hoy en día contamos con una franquicia restaurantera, una oficina de sistemas y programación y diversos proyectos y negocios.

No soy millonario, tengo un sueldo, tengo salud, sueños, metas, familia, 2 manos y 2 pies, mi familia y yo estamos blindados contra extorsionadores así que evítate la pena, no manejo cuentas a mi nombre, no tengo acceso a nada, contraseñas ni yo ni mi socio ni mi familia, los errores ya los cometí.

Actualmente no tengo lujos como tal, vivo en una zona rica de humildad, no me gustan los fraccionamientos y reglas jaja, visto de ropa casual y de walmart. La respuesta para mí a la primera pregunta después de todo lo que eh vivido, no es DINERO, no es FAMA, no es NADA, yo quiero y te DESEO PAZ.

Te quiero, ATT. Cristian Hernández

¡Deja tu comentario, te responderé!

Primero Dios, después el SAT.

Copyright © Cristian Hernández. All Rights Reserved.